Jerusalén.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió este jueves a Israel que usará “todos los elementos de su poder nacional” para evitar que Irán se haga con un arma nuclear.

Biden expresó ese compromiso en una declaración conjunta que firmó junto al primer ministro en funciones de Israel, Yair Lapid.

En la declaración, hecha pública por la Casa Blanca, “Estados Unidos enfatiza su compromiso de no permitir nunca que Irán adquiera un arma nuclear, y que está preparado para usar todos los elementos de su poder nacional para asegurar ese resultado”.

La declaración no aclara si Washington estaría dispuesto a recurrir a la vía militar; pero, en una entrevista retransmitida ayer miércoles en el Canal 12 de noticias israelí, Biden dijo que estaría dispuesto a usar la fuerza contra Irán si desarrolla una bomba nuclear, pero lo haría “como último recurso”.

En el texto, además, Estados Unidos reafirma su compromiso para hacer frente a las “agresiones y actividades desestabilizadoras de Irán”, ya sea directamente o a través de grupos afines, entre los que el texto cita al libanés Hizbulá o los palestinos Hamás y Yihad Islámica.

El programa nuclear iraní se ha convertido en uno de los protagonistas de la visita de Biden a Israel, principal enemigo de Teherán en la región y que se opone a que Washington vuelva al pacto nuclear suscrito en 2015 y del que el expresidente Donald Trump (2017-2021) se salió en 2018.

El Gobierno de Biden ha estado negociando con Teherán de manera indirecta con mediación europea desde 2021 para revivir el pacto, pero las negociaciones llevan atascadas desde marzo y la Casa Blanca cada vez es más pesimista sobre la posibilidad de un entendimiento.

Por otro lado, la declaración reafirma el compromiso “bipartidista” y “sacrosanto” de Estados Unidos con la seguridad de Israel y promete que “fortalecerá” la capacidad de Israel para que pueda defenderse por sí mismo ante cualquier amenaza.

El compromiso de EE.UU. con la seguridad de Israel se ha materializado en la práctica con la entrega de ayuda militar.

En el documento, Washington se compromete a cumplir con la promesa que hizo en 2016 el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), en el que Biden ejerció de vicepresidente, para entregar al Estado hebreo ayuda por valor de 38.000 millones de dólares entre 2019 y 2028.

Biden, además, se compromete a pedir al Congreso que apruebe más fondos para sistemas de defensa área.

Estados Unidos ha destinado solo este año mil millones de dólares al sistema “Cúpula de Hierro” y, ahora, Israel quiere que Washington apoye económicamente un nuevo sistema de defensa antiaérea de energía láser, cuyo objetivo es derribar misiles y drones antes de que impacten en suelo israelí.

El texto también reafirma “los lazos inquebrantables” que unen a las dos naciones y plasma su preocupación por la situación en Ucrania.

Este es el segundo día de la visita de Biden a Israel, su primera parada en una breve gira por Oriente Medio que también le llevará a Cisjordania y Arabia Saudí.

Powered by WPeMatico