Santo Domingo,  La Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres denunció hoy que en la República Dominicana las mujeres continúan enfrentando desigualdades de género en torno a su derechos a una salud integral.

Esas inequidades se expresan “en la violación de sus derechos humanos, derechos sexuales y derechos reproductivos, en altas tasas de embarazos en adolescentes, abortos inseguros, mortalidad materna, fecundidad y violencia, que constituyen determinantes sociales de la salud.”

El 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, “encuentra al país con temas pendientes como el embarazo a temprana edad resultado del delito de violación a menores”.

Este fenómeno, según la coalición, “está creando alarma en la población por ser una de las primeras causas de deserción escolar en población adolescente femenina, con 18.4 %, según datos de la Encuesta Demográfica y de Salud (Endesa) 2013.

Además, un 16.6 % abandonó la escuela para cuidar y mantener otros niños de su hogar, y otro 18 % para dedicarse a trabajar, refleja el citado estudio.

En lo que se refiere a la prohibición y clandestinidad del aborto, “se ha convertido en un grave problema de salud pública, que amenaza la vida y la salud de las mujeres, señala la coalición.

“El aborto debe ser permitido cuando corre riesgo la vida de la mujer gestante, cuando existan malformaciones congénitas incompatibles con la vida y cuando el embarazo es el resultado de una violación o incesto”, apuntan las organizaciones.

El Código Penal dominicano aprobado en el año 2014 ha sido vetado en dos ocasiones por el presidente de la República, Danilo Medina, debido a que mantiene la penalización del aborto en todos los supuestos.

El pasado mes de abril, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados presentó a los legisladores una propuesta que excluye del Código Penal los tres causales para la despenalización del aborto, lo que ha generado reacciones tanto dentro como fuera del país, para que se admitan esas causales en la interrupción del embarazo.

Según la CID Gallup Latinoamérica, un 77 % de los dominicanos es partidario de la interrupción del embarazo para salvar a la mujer si está en riesgo y un 32 % defiende el aborto en caso de embarazo por violación, y no se ha logrado despenalizar en el país a esta fecha.

En ese orden, el colectivo que agrupa instituciones que defienden vida y los derechos de las mujeres, observa que la mortalidad materna exhibe unas 100 muertes de mujeres por cada 100,000 nacidos vivos, una de las más elevadas de la región de América Latina y el Caribe, vinculado a la condición de ilegalidad de su práctica.

Esta circunstancia afecta mayormente a las mujeres en condiciones de mayor pobreza y vulnerabilidad social de acuerdo con el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD), 2016.

La institución destaca que, si bien tanto mujeres como hombres sufren la pobreza, la discriminación de género conduce a que las mujeres cuenten con menos recursos para hacerle frente.

“La pobreza afecta al 30.37 % de las mujeres a nivel nacional y al 40.41 % de las mujeres que viven en zona rural, por lo que estas, por su condición, tienen menor acceso a los cuidados en salud y pasan a ser un grupo en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Finalmente, indican que el impacto de la violencia de género en la salud de las mujeres es evidente, dado que el país ocupa uno de los tres primeros lugares en la región en la manifestación más grave de la violencia, que es el feminicidio.

En 1987 se estableció el 28 de mayo como el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres para alertar sobre la mortalidad materna y llamar la atención de los gobiernos para generar políticas públicas y programas a favor de la salud de las mujeres. EF

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí